Premios Excelencia Publicitaria 2014

Dicen que el mejor discurso de la historia lo hizo Dalí, cuando dijo: “Seré breve: Terminé”. De esta manera, Daniel Casal, Presidente de la Asociación Internacional de Publicidad y de Arroba, inauguró ayer la octava edición de Publicidad en el Museo, una gala que destacó asimismo por su concisión.

En el Círculo de Bellas Artes, a las 19:30 y con aforo completo, daba comienzo Publicidad en el Museo, un certamen que, desde 2006, viene reconociendo los valores artísticos de las mejores piezas audiovisuales. Este año, de las 22 campañas finalistas, tres han recibido los Galardones a la Excelencia Publicitaria porque “Premiamos y reconocemos la excelencia publicitaria superlativa“, subraya Casal, quien apuesta firmemente porque haya campañas que formen parte del legado cultural de España.

image_1

Minutos después, Antonio de Felipe, un artista muy ligado a la Publicidad, también se subió al escenario para despertar el amor por el arte, la esencia en muchos de sus trabajos, y defender – como Casal- la idea de que “La excelencia radica en el buen hacer de uno mismo“.

image_7

Sin más dilación, tras mostrarse la bobina con las campañas finalistas, se nombraron a los tres ganadores:

Ellas lo saben, de McCann para Atún Claro Calvo

Entrevista, de Sra. Rushmore para Club Atlético de Madrid

El Monstruo, de Ogilvy para ING Direct

Igual alguien se pregunta cómo han sido elegidas estas campañas, pero estaremos todos de acuerdo en que casi todas merecen convertirse en verdaderas piezas de museo. Personalmente, mi favorita es la de Calvo, no sólo por el toque de humor de la campaña, sino por la manera de brindar a las madres el justo reconocimiento que se merecen. Hasta su Directora General Creativa, Mónica Moro, confiesa: “Es más importante ser madre que creativa”. ¡Olé!

En compañía de Vizcaíno

vizcainoAyer estuve en la óptica porque me duelen los ojos y lo han llamado ‘astigmatismo’. Es cierto que paso mucho tiempo en el ordenador, pero yo sé que el problema es otro: sin trabajo damos demasiadas vueltas al coco.

No hay día que no te levantes con ganas de que sea diferente, de que cambie algo. Pensamos en corregir eso, en mejorar lo otro. ¿Hay algo más que podemos hacer? Lo hacemos. Y así estamos, locos y haciéndose de noche cada día más pronto. Es por todo esto que no se puede estar solo.

Esta tarde me he sentado delante del ordenador para escuchar a Miguel García Vizcaíno, de Sra Rushmore, y me he calmado. No sé qué paja mental nos llegamos a hacer de que nunca es suficiente lo que tenemos, lo que ofrecemos. Hay días que somos tan crueles con nosotros mismos que hasta se nos olvida llamar a casa, a los nuestros. 

En este escenario, aparece Miguel y dice que uno solo no va a ningún lado. Habla de pasión; de un veneno creativo que siempre irá contigo, de trabajo en equipo; porque son una familia que se lo quiere pasar bien, de su padre y de su mujer; personas en su vida que le han ayudado a cumplir el sueño de crear una agencia con carácter. “Aquí no se hacen truchos”, se lee en la puerta y es que las cosas hay que hacerlas con cariño y para nosotros. “Sois como la agencia del pueblo”, le han confesado. Pues ya sea por hablar con emoción o sentido del humor, han conseguido levantar a su primer y más querido anunciante: el Atlético de Madrid, entre otros.

Bendito chorro de energía, Miguel. De alguna forma, cada palabra en negrita, tu franqueza y serenidad me hacen ver mejor.