III Foro de Innovación Audiovisual

Ayer, en la Sede MEGEC de Madrid, se celebró el III Foro de Innovación Audiovisual y allí estuvimos. La mesa redonda de este mes, compuesta por Luismi Barral; CoFundador de Two Much research studio, Domingo Olivo; Director de Desarrollo de Negocio de Sony Music Entertainment Iberia, Roberto Carreras; socio fundador de MUWOM y Eduardo Prádanos; Director de Contenidos y Transmedia en Havas Sports & Entertainment, iba a hablarnos de música, marcas y consumidores.

FORO

Empezamos pensando que habría que inventar una nueva palabra que definiera mejor lo que (nos) está pasando, porque nos gusta (mucho) la música, y las marcas han empezado a trabajar este vínculo con el público.

Hace muy poco me dijeron que, en cuestión de trabajo, no es tanto lo que hayas hecho, sino todo el entusiasmo que hayas depositado en ello. En este sentido, si crees en tu producto y le das un envoltorio coherente, el resultado puede ser tremendo.

La marca que invierte en música, sin duda, sabe que va a salir ganando porque abre un abanico muy grande de posibilidades para vibrar por sí sola. Así, nos olvidamos de logos y anuncios de televisión, y pasamos a hablar de experiencias, festivales y aficionados que no consumen, pero que dan vida a la marca. El éxito compartido. Más adelante, la probabilidad de que se acabe pagando por el disco de ese artista es muy alta y la marca patrocinadora pasaría a ser marca simpática. Vamos, como recomienda Luismi Barra: “Dejad pasar 30 días y no os agobiéis porque no twitteen vuestra marca, que el olvido hace su trabajo”.

Roberto Carreras, artífice de El Plan B, confesaba anoche que la música le encontró. Igual las marcas también tienen que esperar a que el momento les llegue. Os pongo, por ejemplo, el caso del último anuncio de Smart porque, debido a la estupenda acogida que ha tenido su tema «I Love You» (hecho en exclusiva por el estudio alemán Mokoh Music), está en desarrollo una versión extendida. Lo que podría ser el inicio de un gran experiencia musical para Mercedes Benz.

“Nichts kann so schnell die Aufmerksamkeit erregen, wie ein eingängiger Sound”

“Nada puede atraer más rápido la atención, como un sonido pegadizo”

Plataformas como Itunes y Spotify, junto a redes sociales como YouTube, abastecen de información a las marcas que trabajan bajo los constantes cambios del negocio de la música. Hoy en día, dirigidas hacia un público joven, que consume más música, que se escucha y que se ve, de forma más accesible. Entonces, ¿todas las marcas tienen que estar en el mundo 2.0? Según Roberto Carreras, sólo las que tengan algo relevante que contarnos. Pero sobre música, éste es un ecosistema de escucha y participación, y aquí sí tienen cabida todas la marcas.

Domingo Olivo cerraba este entretenido coloquio preguntándonos si lo digital demoniza lo romántico de la música y fue tajante: “Tenemos que desdramatizar, la evolución tecnológica es parte de la música”.

TO BE FOR SOMETHING 

Pegatinas para coches: ¿siguen de moda?

No han desaparecido todas, pero sí la gran mayoría. Tras el boom de los 90, las pegatinas no han vuelto a ser lo que eran y los coches, por desgracia, han sufrido la peor parte. Para que os hagáis una idea, en Google podemos encontrar hasta 2.770.000 de resultados sobre “Cómo quitar las pegatinas de tu coche”

2012-11-12_IMG_2012-11-12_23-30-55_quita_las_pegatinas_de_tu_coche

‘Quita las pegatinas de tu coche sin dañar la pintura’ en Autofácil.es

¿Se podría decir que “Se nos rompió el amor de tanto usarlo”? 

00El artista Fito Pérezautor del dibujo de la Ardilatxa, es consciente de que su pegatina ha pasado a ser todo un símbolo del País Vasco y Navarra, que resiste:

“Sí que es verdad que se ven menos pegatinas en los coches que antaño; quizá sea debido a que no queremos ‘afear’ nuestro adorado y caro vehículo, que ha pasado de ser una maquina útil (¡utilitario se les llamaba!) a una prolongación de nosotros mismos y nuestros anhelos. O quizá, que nos hemos vuelto demasiado serios. Si algunas resisten, quizá sea debido a que son un símbolo identitario nacionalista, que trasciende el mero adorno. Respecto a la ‘Ardilatxa’ me consta que sigue funcionando muy bien (yo cobro ‘religiosamente’ todos los años mi canon). Hace poco estuve por Bilbao y estaba petado de pegatinas”.
0
Sin-título-2

 

Desde Osborne no aprecian un cambio en la tendencia de las pegatinas, siendo uno de los artículos que más venden en sus tiendas y teniendo a disposición del cliente varios modelos y colores. 

 
 

¿Y vosotros qué pensáis?

¿Qué ha pasado con las pegatinas de los coches en España? ¿Nos hemos cansado? ¿Creéis que la pegatina sigue funcionando como soporte publicitario?

2Alex Sánchez (@21alexsanchezLa gente le ha cogido mucho cariño a sus coches y ahora para tunearlo le cambian piezas de la carrocería. Poner pegatinas es ensuciar el coche. Está visto hasta como ‘putear a la gente’. En la Universidad de Castellón si aparcas mal, te ponen pegatinas en la ventanilla y no veas lo que cuesta quitarlas. La pegatina sigue funcionando como soporte propagandístico, diría yo. Y ya sabes que publicidad y propaganda no son muy amigos. Hoy en día se utiliza mucho como flyer, pero como soporte publicitario no lo veo muy funcional. 

1

Ana Lozano (@AnitaPatataFritAntes el coche era lo que los demás veían y era un ‘muro’ donde poner lo que ahora ponemos en Facebook o Instagram, ¿no crees?

5Cristian Saracco (@CristianSaracco) Me parece que el tema no está relacionado con las pegatinas en sí. Me parece más profundo y se relaciona con la sobreexposición a diversos estímulos. Como estamos entre atontados y saturados, optamos por sintetizar y ponernos más minimalistas con lo que nos rodea… Un tema de salud mental. De ahí que, cuanto menos tenga el coche, mejor. Fíjate que incluso, por ejemplo, el Mini puede venir con pegatinas de fábrica y la gente las rehuye. La otra opción es una fuerte conversión… de normalitos a carcas 100%.

4Carla Berrocal (@pintamonasLa verdad es que la pegatina funciona en ambientes muy underground, no en sistemas publicitarios. Yo creo que funciona más en la calle.

Rodrigo Arceredillo (@rarceredilloNunca he sido muy de pegatinas, pero creo que si el logo es chulo la 6gente lo pone. Mira la manzana de Apple. Creo que no nos hemos cansado, simplemente la gente ahora se pone las pegatinas para que los demás sepan qué tiene. Casi como una foto de perfil de Facebook. Si la empresa tiene buena imagen, sí puede funcionar como soporte publicitario.

8Silvia Movellán (@SilviaMovellan) Me gustan las pegatinas cuando son personalizadas y diferenciadoras. Hay algunas, como la margarita de Gurú, que aborrecemos porque nos hemos cansado de verlas… ¡Hay modas que deben renovarse… o morir!

3Carlos Calvo (@Calvofet) Creo que la pegatina sigue funcionando y la gente sigue poniéndolas en su coche. La cosa es que como soporte publicitario ya no las veo. Creo que los vinilos han superado a la pegatina en soporte publicitario ya que el impacto es mucho mayor y creo que más efectivo.

7Amanda Muñiz (@kurrukata) Creo que el concepto de pegatina tiene mucha relación con lo hortera a día de hoy. Es cierto que fue una moda pasajera, que pretendía customizar y personalizar nuestras pertenencias, pero ese concepto ya está chapado a la antigua.