La mejor tarta de chocolate del mundo

Un Buen Día en Madrid, iba en el metro mirando el móvil cuando, de repente, apareció la palabra CHO-CO-LA-TEAquí, según ellos, se encuentra la mejor tarta del mundo. ¡Apuntado!

Resultaba un poco pretencioso decirlo de sí mismos, pero también era una poderosísima tentación para nosotros ir a comprobarlo.

En la C/Alcalá 89, muy cerca de Le Moulin Chocolat, una terraza al sol con sillas de colores da la bienvenida. Nosotros preferimos bajar las escaleras y sentarnos en un salón donde el Gallo de Barcelos era omnipresente.

DSC_0219  DSC_0220

¿70 % o 50 % de cacao?, nos preguntó el camarero. Fuimos a por todas. Pese a que ya veníamos rodando de Platea, tenemos que decir que este postre fue una gran idea. Ligera y riquísima, la tarta se lleva un 9.5 sobre 10.

edited_DSC_0243

IMG_20151121_175440    edited_DSC_0232

#RedescubreFantaZero

Hace unos días llegó a casa un pack de 8 latas de Fanta Zero Naranja junto a un manual de investigación de marketing… ¡Un nuevo proyecto de trnd! El plan iba a ser el siguiente: compartir, beber y opinar con el hashtag #RedescubreFantaZero.

fantaleti

De sobra sabemos que la versión de la Fanta sin azúcar, o Fanta Zero, ya no es ninguna novedad. Fue en el año 2005 cuando Coca-Cola se reinventó, ofreciéndose más saludable. Y de lo único que se tenía que preocupar la compañía era de alargar la vida de su nuevo producto. Diez años después, #redescubrimosfantazero. ¿Significa eso que algo va mal?  

Fanta no va a desaparecer porque, con sus más de 50 años de historia, una señora marca como ella no tiembla en el estante del supermercado, pero sabe que una relación estable y duradera requiere un gran esfuerzo y mucho amor. Bebamos.

textofanta

Si tú también quieres formar parte de un proyecto trnd, corre a registrarte aquí.

Findus responde a un champiñón

A bote pronto: ¿Cuándo ha sido la última vez que has hablado con una marca? ¿Alguna vez has comprado algo y te ha apetecido escribir a la marca de ese producto? ¿De tú a tú?

Si crees que no merece la pena, estás equivocado. A mí, desde siempre me ha gustado hablar con las marcas, para lo bueno y para lo malo, porque creo firmemente que somos la pieza más importante de su engranaje y, a la larga, a nosotros también nos beneficia que las cosas se hagan mejor.

Hay innumerables marcas que han entrado en mi casa y se han quedado porque nos han gustado, pero hay otras que permanecen porque además nos han descubierto un lado responsable, amable y simpático. Findus es un claro ejemplo de ello:

Es de risa, pero entre las zanahorias, guisantes y judías verdes de su riquísima “Menestra de la huerta”, me estaba encontrando sólo 1 champiñón. Al principio no le di importancia, pero cuando empezó a ser habitual, decidí escribir a consumidor@findus.es. Más que nada porque en el envase vemos y leemos champiñones: <<En esta deliciosa mezcla hemos combinado las verduras tradicionales de una menestra con cardo, alcachofas, champiñones y espárragos, ingredientes seleccionados por su gran calidad.>> 

champi

¿Qué crees que pasó? A la semana, recibí un email del Servicio de Atención al Consumidor en el que:
CHAMPIS
Madre mía. ¿Y si enviaban un camión de champiñones? Al final, lo que recibí cabía en el buzón, pero hay que agradecer a Findus todo lo que se molestó. Sólo por eso, voy a seguir comprando su “Menestra de la huerta”.

carta

¡Se nota que es Findus!

Aussie, un escándalo para tu pelo

Se lleva el pelo sucio. Tal cual. Enmarañado, desaliñado y, sobre todo, de aspecto sucio.

noticia

Estas excentricidades de la moda no creo que vayan a cambiar nuestros buenos hábitos y menos cuando, en mi caso, me propuse encontrar mi champú. No sé, me cansé de las marcas de siempre y estoy en el mismo plan que con los zapatos: es preferible tener un par de zapatos buenos, aunque en principio sean más caros, que cientos de zapatos que nos destrocen los pies.

El caso es que he conocido la marca de champú Aussie y estoy tan contenta que he venido aquí para contarlo.  Y que quede claro que nadie me paga ni me obliga a escribir esto.

champu2

 

Aussie, como se presenta en su Webes una marca australiana, Nº 1 en ventas en Reino Unido y premiada hasta en nueve ocasiones por su Reconstructor 3 Minute Miracle. Sin yo saberlo, compré su producto estrella y el champú Original, y os aseguro que son una auténtica pasada.

El precio sería la única pega (no baja de 5.99 €), pero merece muchísimo la pena. Sus ingredientes naturales, como la menta balsámica australiana o la flor de Pata de Canguro, dejan el cabello muy nutrido, brillante y con un olor increíble. Así que con Aussie, digo adiós a todos los Pantene, GarnierL’Oréal, TRESemmé, etc que llevo usando desde hace años.

¿Cuál es tu champú favorito? 

El hada que no sabía volar

Xana, una niña de tan sólo 5 años, es el hada. La pequeña ha pasado más de 25 veces por el quirófano desde que nació, pero tiene un espíritu fuerte y una historia de superación que su madre, Alba Barón, ha sabido transmitir:

Profesora y aficionada a la escritura, Alba se ayudó de la fantasía para narrar las venturas y desventuras de su hija, aquejada de una enfermedad neurológica. “El hada que no sabía volar” sería el título de un cuento solidario personalizado que permitiría recaudar fondos para financiar el tratamiento de Xana, el cual supone un alto coste económico.

Y lo consiguió. La historia, acompañada por ilustraciones de Raquel Blázquez y en colaboración con la asociación Isekin, salió a la venta el pasado mes de septiembre y el objetivo está en llegar a vender 3.000 ejemplares.

10818048_645534512222200_285046424_n-640x321

Foto de @bymarjorie en Instagram

«Cada vez hay más causas que requieren la solidaridad de la gente y entiendo que las personas se piensen mucho a qué o a quién ayudar, porque no hay para todos», reconoció la misma madre en una entrevista para La Voz de Avilés.

Si crees que es el lugar y el momento, te digo lo que puedes hacer para ayudar a Xana: visita la página Elhadaquenosabiavolar.comque los chicos de Creativiamarketing.com han diseñado para esta causa, y podrás comprar el libro por 8€ (envío incluido) y ver de qué forma tan original se está dando a conocer esta historia. Por ejemplo:

instrucciones_hada

También puedes descargar la imagen del hada en tu móvil y colocarla de fondo de pantalla. Después te haces un selfie… ¡Y ya está! Compártela en las redes sociales con el hashtag #elhadaquenosabiavolar y ayuda a difundir esta mágica historia.

image

¡Estamos contigo, Xana!